¿Por qué el Metodo Montesorri es tan demandado por los Colegios, Guarderías y Familias?

Gracias a la aplicación del Método Montessori, en muchos centros, se han logrado grandes avances educativos en base a la generación de un entorno perfecto para que los niños aprendan.
De esta forma, los maestros y Monitores en este Método son guías que deben tratar con pocos alumnos, pues los grupos numerosos no son adecuados en este modelo de aprendizaje. Así mismo, el Método permite, además, abordar muchos temas de interés educativo del niño, cultural, y también personal.

El aprendizaje “montessoriano”.

El aprendizaje “montessoriano”, consta en la observación del Monitor=“guía”, quien será el conductor y proveedor del niño y sus materiales didácticos; el guía solo interfiere cuando así el niño lo solicite, con mucho respeto o cuando realmente considere que es momento de ayudar a los pequeños.
El propósito básico de este método es lograr liberar todo el potencial que cada niño posee, para que pueda autodesarrollarse en un ambiente estructurado. Además, este desarrollo no solo será desde el punto de vista intelectual, sino que también se debe promover el desarrollo integral de las capacidades físicas, psíquicas y espirituales.

El desarrollo del niño a la luz del Método Montessori

Las principales etapas son:
El desarrollo del niño de 0 a 15 meses.
El desarrollo del niño de 1 a 3 años.
El desarrollo del niño de 3 a 6 años.
El desarrollo del niño de 6 a 12 años.

Periodos de Crecimiento según el Método Montessori

Dentro de los diferentes periodos, en este articulo, hoy vamos a comentar la edad más temprana, hasta los 20 meses, donde aplicaría a centros infantiles, como Guarderias.

· A partir del primer año de los niños, estos tienen una capacidad de concentración más o menos larga. En esta edad, es bueno buscar actividad para que los niños desarrollen sus sentidos de la vista, el tacto y el oído, por lo que estas actividades deben ser con objetos que llamen su atención, de diferentes tamaños, formas y texturas, buscar objetos que suenen al sacudirlos o hacerlos rodar.

· Luego de los primeros 17 meses, los niños comienzan a perfeccionar sus habilidades, por esto es bueno ponerles actividades como encajar un objeto dentro de otro, permitirle que agarre cualquier objeto con el que pueda escribir bien sea facilitarle una tiza y un pizarrón o papel y lápiz. Que aprenda a reconocer las diferentes texturas que pueden tener los objetos como liso o áspero, como también a reconocer las temperaturas. Todas estas actividades con el propósito también, de que el niño se concentre en una sola cosa.

· A partir de los 20 meses los niños van desarrollando la habilidad de expresarse verbalmente, son capaces de comer otro tipo de alimentos y también empiezan a comer solos, por lo que es bueno proponer nuevas actividades que se adapten a estas nuevas destrezas de los niños. Pueden pedirles a los niños que ordenen objetos por tamaños, texturas y colores, juntando los iguales en cada grupo y por separado. Así mismo, se les debe permitir que participen también en actividades o tareas del hogar como poner la mesa, barrer (usando una escoba que sea adecuada para su tamaño), ordenar la ropa, e incluso con ciertas cosas de la cocina.

¿Cómo ayudar y favorecer el desarrollo cognitivo de los niños?

· Desarrollo de las diferentes áreas de la inteligencia: la inteligencia no solo se desarrolla en la parte lógico-matemático de los niños o en su parte gramatical. La inteligencia tiene muchas facetas, las cuales se irán descubriendo a medida que se vayan realizando las diferentes actividades con ellos.
· Desarrollo del lenguaje: los monitores pueden motivar a sus alumnos a desarrollar el lenguaje al decirles ciertas palabras con frecuencia y repetirles algunos sonidos. Así mismo, esta motivación debe estar presente hasta que los padres y el guía noten que el niño tiene un amplio vocabulario y buena pronunciación.
· Desarrollo social: para todo niño el desarrollo social es importante en su crecimiento. Es importante que los Monitores desde clase motiven este desarrollo para que al momento de que el niño tenga contacto con su entorno le sea fácil tratar con los demás.
¿Cuáles son las etapas del desarrollo según María Montessori?
En el desarrollo humano influyen diversos factores que hacen a cada persona única, especial y diferente a los demás, los factores pueden ser de origen biológico, social y cultural. Las etapas son las siguientes:

· Fase 1. La Mente Absorbente (Infancia de 0 a 6 años):
En esta etapa se puede decir que los niños tienen una mente muy absorbente y están en una etapa muy creativa y de transformación constante. Esta fase se divide en dos periodos:

1. La Mente Inconsciente (0 a 3 años): en este periodo, la mente del niño es muy moldeable y absorbe todo lo que está a su alrededor sin darse cuenta. El niño va desarrollando los actos reflejos (como la contracción de las pupilas, la reacción a sonidos fuertes, entre otros). El lenguaje, es un ejemplo claro de esta absorción, aprender a diferenciar entre lo que es real y lo que no, aprender en cierto modo a ser independiente e incluso aprender sobre el cuidado personal, en fin, cada sentido es indispensable para esta absorción de conocimiento en lo que lo rodea.

2. La Mente Consciente (3 a 6 años): en este caso, el aprendizaje se va desarrollando a partir del movimiento, de todas las actividades en las que se desenvuelve. El niño va desarrollando su concentración, la memoria y voluntad. Las manos son un instrumento importante para este aprendizaje, ya que son creadores de estímulos. El aprendizaje en este periodo es espontáneo y el mismo va a depender del ambiente en el que se desenvuelva el niño, debe ser un ambiente adecuado.

· Fase 2. Periodo de la Niñez (6 a 12 años):

Esta fase es un periodo de aprendizaje estable que, a diferencia de la fase 1 que se trata de una transformación constante. Entre la información previa y la que el niño va adquiriendo, se responden preguntas de por qué, cómo y cuándo, y va teniendo más interés por temas como el desarrollo de la vida, la creación del universo, la historia de la civilización y del hombre, la ciencia, entre otros. El niño tiene mayor interés por la sociedad y por cuestiones morales. Ya en esta etapa el niño va perdiendo el egocentrismo, el entrar a la escuela desarrolla sus funciones afectivas, sociales y las cognitivas, sobretodo la memoria y el razonamiento. Es muy importante en esta etapa darle un buen ejemplo al niño ya que su naturaleza es imitar todo lo que ve.

En esta etapa o fase, el niño suele ser muy egocéntrico, todo gira en torno al “yo” del niño y la mayoría de las veces no distingue entre su punto de vista de la opinión de los demás. Muchas veces esto crea un concepto errado del niño en cuanto a las demás personas, pueden llegar a etiquetarlo como caprichoso, juzgando o etiquetando a los padres como responsables de este comportamiento.

· Fase 3. Adolescencia (12 a 18 años):

En un próximo artículo abordaremos esta Fase con sus diferentes etapas (Pubertad (12 a 15 años), Adolescencia (15 a 18 años)  y la siguiente fase, la número 4:

· Fase 4. Madurez (18 a 24 años)