Conoce las mejores técnicas de estudio para oposiciones

Conoce las mejores técnicas de estudio para oposiciones

A pesar de que a muchos les suele asustar la idea de llegar a presentar las pruebas de oposiciones, sin lugar a duda esa prueba es la oportunidad de conseguir un mejor empleo, incluso para muchos ser seleccionado después de una prueba de oposiciones es su sueño. Pero para lograr aprobar las pruebas, es necesario prepararse, lo que implica dedicación, constancia y la ayuda de tutoría especializada que te permita alcanzar el éxito deseado, por ello para facilitar este camino te mostramos las técnicas de estudio para oposiciones más eficaces para prepararse a las oposiciones.

Eficaces técnicas de estudio para oposiciones

A continuación te presentamos las que se consideran las mejores técnicas de estudio para prepararte de manera adecuada para las oposiciones. Lo más importante es que sepas escoger la oposición que se quiere hacer y que se esté a gusto con esa elección, en pocas palabras, elegir algo que te guste estudiar.

  • Organizar un calendario diario de estudio.

El orden temporal es primordial para formarse, una excelente forma de organizar el tiempo es aprovechando al máximo el tiempo libre, el cual lo puedes usar para formarte de forma online, en el tiempo que quieras y cuando tu lo desees, sin necesidad de depender del horario de un tutor.

  • Hacer un cálculo del tiempo estimado de estudio.

Dedicar al menos 1 o 2 horas diarias al estudio es suficiente, esas horas pueden fraccionarse, lo importante es que sea regulares y fijas.

  • Usar las reglas mnemotécnicas.

Existen técnicas de memoria infalibles que no puedes dejar de usar, especialmente para la memorización de fechas, características y teorías.

  • Hacer mapas mentales.

Los mapas mentales o esquemas son indispensables para ordenar las ideas y para desglosar de forma visual el contenido. Si eres un alumno visual y aprendes con mayor facilidad al observar un esquema, esta técnica de estudio para oposiciones es la indicada.

  • Subrayar.

El subrayado es una técnica que permite resaltar los aspectos más importantes de un texto, los cuales por su relevancia, deben ser subrayados con un tono llamativo que permitan al lector comprender mejor las ideas conforme al orden de prioridad.

  • Realizar resúmenes.

Para los estudiantes más teóricos es fundamental hacer resúmenes que contengan los conceptos y conclusiones más importantes de cada tema.

  • Repeticiones en voz alta.

Para los estudiantes que son auditivos, nada mejor que leer en voz alta, esto permite memorizar y comprender mejor la lectura, reteniendo así en la memoria a largo plazo las conclusiones más relevantes que garantizan aprender con capacidad congnitiva.

  • Prepara grupos de estudio.

Aprender para preparar y ayudar a otros es una excelente forma de repasar el contenido aprendido, pues explicas el contenido con otras personas y te permite una interacción activa con otros estudiantes que pueden aportar con la lluvia de ideas.

  • Realiza autoevaluaciones.

Si necesitas comprobar lo aprendido es necesario efectuar autoevaluaciones. Estos son exámenes individuales donde puedes ratificar los conocimientos y reforzar ante la presencia de fallas.

  • Auto-recompensa. Prémiate a ti mismo cuando completes con éxitos los autoexámenes.

¿Qué se necesita para aprobar una oposición?

Para poder aprobar una oposición, primero que nada se necesita tener un buen rendimiento, y esto se logra a través de la correcta aplicación de las técnicas de estudio para oposiciones, logrado así, sacarle el mayor provecho posible al tiempo que se le dedica al estudio.

El inicio de este proceso también es importante y debe tomarse con seriedad desde el principio, de lo contrario cualquier técnica de estudio que decidas aplicar, no dará buenos resultados.

Normalmente quienes consiguen tener una mayor calificación en las pruebas de la selección son aquellos que logran conseguir la plaza. Otra de las cosas que no debes pasar por alto, es el número de plazas por aspirante, ya que en muchos casos existe una gran competencia, lo que hace difícil poder conseguir la plaza.